REPRODUCCIONES

Si quiere leer lo que hay escrito en esta página sobre objetos auténticos, por favor pinche en África subsahariana o en Coleccionar "arte" africano.

Reproducciones son objetos que no han sido creados con fines religiosos.

Los portugueses fueron los primeros europeos en darse cuenta del enorme talento artístico de los africanos. Las primeras reproducciones que se conocen fueron hermosas tallas de marfil encargadas por los portugueses durante los siglos XVI y XVII a los Yoruba de la costa de Nigeria.

A finales del siglo XIX, la próspera burguesía europea y americana consumidora de arte empezó a cansarse de los modelos saturados y repetitivos de los impresionistas, y algunos artistas europeos se interesaron por los objetos africanos que habían traído militares, colonos, misioneros y expedicionarios. Paulatinamente fue aumentando el interés del público hacia el "arte" africano desde el punto de vista estético, sin preocuparse demasiado por su autenticidad.

A partir de mediados del siglo XX el turismo en África comenzó a desarrollarse. Los viajeros querían comprar los objetos que utilizaban los africanos para sus rituales, pero los más fieles a sus creencias no estaban dispuestos a venderlos. Con el fin de satisfacer esa creciente demanda, empezaron a proliferar talleres de artesanos donde se tallaban reproducciones. Algunos de estos artesanos eran mediocres y faltos de talento. Pero también había auténticos artistas que realizaban verdaderas obras maestras incluso mejores estéticamente que las originales, capaces de enamorar a las personas que valoran sobre todo la belleza.

La expansión de las grandes religiones monoteístas sobre todo en el medio rural y la pérdida de valores ancestrales en aras de la modernidad principalmente en las ciudades ha provocado que haya cada vez más africanos dispuestos a desprenderse de los objetos rituales que guardaban de sus antepasados.

Por otra parte ha aumentado exponencialmente el número de comerciantes sin escrúpulos que intentan vender reproducciones como objetos auténticos. La gran cantidad de objetos falsos que existe en el mercado ha desanimado a muchos coleccionistas principiantes que pretenden adquirir únicamente objetos de uso ritual.

Algunos grupos étnicos siguen fieles a sus creencias, y continúan fabricando objetos para uso ritual. En ocasiones y con la finalidad de evitar que la codicia de los compradores europeos interfiera en sus cultos, han sustituido los objetos tradicionales hechos principalmente con madera y metal por grandes construcciones de barro, piedras y cemento.

Algunos gobiernos de países africanos promueven la celebración de festivales con los que intentan conservar costumbres ancestrales, y en los que se baila con máscaras talladas expresamente para ese fin.

Teniendo en cuenta éstos y otros factores, se pueden clasificar los objetos africanos en función de la finalidad para la que fueron creados (ritual o lucrativa), la belleza estética según lo cánones occidentales, el uso (intenso o esporádico) y el momento en el que salieron de África como prueba irrefutable de su edad.

1: Objetos de uso ritual hechos por buenos artistas, utilizados durante mucho tiempo en África y sacados de África hace mucho tiempo. Si además han pertenecido a algún artista o coleccionista famoso, su precio suele ser muy elevado.

2: Objetos de uso ritual hechos por buenos artistas, utilizados durante mucho tiempo en África y sacados de África hace poco tiempo. Al carecer de pedigrí, su valor es menor que los anteriores.

3: Objetos de uso ritual hechos por buenos artistas, utilizados durante poco tiempo en África y sacados de África hace mucho tiempo. Al carecer de evidencias de uso, pueden tener apariencia de reproducciones.

4: Objetos de uso ritual hechos por un artesanos mediocres, utilizados durante mucho tiempo en África y sacados de África hace mucho tiempo. Su principal atractivo suele ser la pátina y su "pedigrí".

5: Reproducciones de estilo no tradicional encargadas por colonos a buenos artistas, que han permanecido en África mucho tiempo. Dentro de esta categoría están las tallas conocidas como "colonos".

6: Objetos de uso ritual hechos por buenos artistas, utilizados durante poco tiempo en África y sacados recientemente de África. Hay muchos grupos étnicos que conservan sus costumbres, y siguen elaborando objetos que utilizan en sus rituales.

7. Objetos de utilidad ritual hechos por artesanos mediocres, poco utilizados y sacados de África hace mucho tiempo. Su valor es principalmente etnológico. Sin pedigrí o pruebas de su procedencia son poco apreciados.

8. Reproducciones hechas por artesanos mediocres, que han permanecido en África mucho tiempo, y han sido sacadas de África hace mucho tiempo. Adquiridos por militares, expedicionarios, colonos o misioneros no necesariamente expertos en arte o que los confundieron con objetos auténticos. Por otra parte, algunos militares occidentales que estuvieron en África se dieron cuenta de que los objetos rituales daban a sus propietarios africanos la fuerza de sus antepasados y la capacidad de unirlos contra sus opresores. Sin esos objetos rituales los africanos eran más dóciles, por lo que se los arrebataban siempre que podían. Para evitar el expolio, en muchas ocasiones los africanos se adelantaban sustituyendo en sus altares los objetos auténticos por réplicas.

9. Reproducciones hechas por artesanos mediocres, que han permanecido en África mucho tiempo, y han sido sacadas de África hace poco tiempo. Quizás el autor era tan malo tallando como vendiendo, o escondió su obra avergonzado por su torpeza.

10. Objetos de uso ritual hechos por artistas mediocres, utilizados durante mucho tiempo y sacados de África hace poco tiempo. Son apreciados por las personas que valoran más la autenticidad y el uso que la belleza estética.

11. Reproducciones hechas por buenos artistas, que han sido sacadas de África hace mucho tiempo. Es el caso de los marfiles Yoruba que encargaban los portugueses en los siglos XVI y XVII. Son las reproducciones más apreciadas.

12. Reproducciones hechas por buenos artistas, que han permanecido en África bastante tiempo y han sido sacadas de África hace poco. Es el caso por ejemplo del trabajo realizado en la escuela de escultores Lobi de Sikiré Kambiré (1896-1963), que realizaba tallas e incluso máscaras imitando el estilo Baulé por encargo del gobernador francés Henri Labouret. También es famoso Seyni M. Karabenta, de Koulikoro, población a 60 kilómetros de Bamako, en Mali. Reproducía primorosamente terracotas, y sus obras eran a veces estéticamente superiores a las originales. Otro tallista conocido que desde principios de los años 60 realizó excelentes obras de arte en madera fue Birama, alias Brien, de Ségou, en Malí.

13. Reproducciones hechas por artesanos mediocres recientemente, y que han salido de África hace poco tiempo. Suelen tener poco valor. Esos objetos son conocidos como "arte de aeropuerto".

14. Reproducciones hechas por buenos artistas, utilizadas en festivales mediante los que algunos gobiernos africanos, a veces con ayuda de la UNESCO, intentan que costumbres ancestrales no terminen perdiéndose. También reproducciones hechas por buenos artistas para ser utilizadas en espectáculos para turistas.

15. Objetos de uso ritual hechos por artesanos mediocres, poco usados y que han salido de África recientemente. Son apreciados por algunos expertos capaces de distinguirlos de las reproducciones recientes. Valoran su autenticidad por encima del uso, la antiguedad y la estética.

Según el punto de vista más eurocentrista, cuando un artista europeo de principios del siglo XX pinta lo que ha visto en una escultura africana, se inspira en el hombre primitivo para dar un paso más en la evolución del arte. En cambio, cuando un africano talla una reproducción como la de la derecha siguiendo los cánones estéticos de sus antepasados o innovando, es un falsificador.


© José Francisco Ortega Viota.
africaclub@ymail.com
africaclub2@hotmail.com


Página principal